El día 1 de octubre es el “Día Internacional: Personas de Edad”

En las próximas décadas, las personas de edad tendrán una presencia mayor, y más importante en las comunidades y sociedades de todo el mundo. Aún así, hasta hace poco se había prestado poca atención a cómo podemos aprovechar las habilidades de las personas mayores en el desarrollo.

El año pasado, la Segunda Asamblea Mundial sobre el Envejecimiento adoptó el Plan de Acción Internacional de Madrid que hace un llamado a realizar un cambio fundamental en la manera en que entendamos el envejecimiento y a las personas mayores. El Plan de Madrid propone impulsar las políticas sobre envejecimiento más allá de los estrechos límites de la agenda de bienestar social, e insertarlas en la línea de políticas de desarrollo. El Plan reconoce que las personas de edad representan un poderoso recurso que la sociedad no explota. También incluye recomendaciones acerca de cómo podemos ajustarnos a un mundo en constante envejecimiento y construir una sociedad para todas las edades.

En mi informe de seguimiento a la Asamblea General en curso, propuse un marco práctico para implementar tanto en el ámbito nacional e internacional el Plan de Madrid con dos puntos principales: la construcción de capacidades nacionales, y colocar al envejecimiento como tema principal en las políticas de desarrollo.

Durante el primer año de realización del proceso, hemos visto un progreso en varios frentes. En el nivel intergubernamental, se han acordado las modalidades de revisión y valoración para implementar el Plan. Durante el 2002, Estados Miembros en Europa y Asia desarrollaron estrategias prácticas, mientras que América Latina y el Caribe debe tendrá estrategia para fines de este año. Esperamos que pronto se lleve a cabo un proceso de ejecución del Plan en África.

Cada uno de nosotros puede ayudar a construir puentes entre las distintas generaciones aprendiendo las habilidades de las personas mayores, ya sea en su comunidad o en temas familiares, empresas agrícolas o urbanas, educación, tecnología o artes, reducción de la pobreza o construcción de la paz. El reto ante nosotros es dar a conocer los atributos de las personas mayores y conjuntarlos con otros instrumentos de desarrollo -incluyendo el trabajo para alcanzar los Objetivos de Desarrollo de la ONU para el Milenio, nuestro proyecto para construir un mundo mejor en el Siglo XXI. En este día Internacional de las Personas de Edad, debemos comprometernos a utilizar al máximo el poderoso recurso que representan las personas mayores en el trabajo para el desarrollo.